El número de la suegra

La suegra y el enfado

Llega la abuela un día a casa de Jaimito con intención de quedarse varios días, en esto le dice el nieto: -¡Que bien, ahora papá podrá hacer su número!

-Y qué númerito es ese? -responde la abuela-

-Pues papá dijo que si te quedabas más de 3 días se subiría por las paredes…!